Autoexploración de mama

La autoexploración de las mama es un chequeo que una mujer se realiza para buscar cambios o problemas en el tejido mamario. El mejor momento para hacerse un autoexamen mensual de las mamas es más o menos de 3 o 5 días después del comienzo del período. Si ha llegado a la menopausia, es recomendable realizarse el examen el mismo día todos los meses.

Examen visual de mama

La exploración visual se realiza de pie frente a un espejo con los brazos en jarra. Levanta los brazos colocándolos detrás de la cabeza y haz lo siguiente:

  • Mira al frente y observa la presencia de arrugas, hoyuelos o alteraciones en el tamaño, la forma o la simetría.
  • Verifica si los pezones están hundidos (invertidos).

Examen manual de la mama

Los movimientos de palpación de la mama se hacen de la siguiente manera:

  • Ejerciendo presión de fuera hacia dentro.
  • Realizando movimientos circulares en espiral.
  • Realizando movimientos verticales en zig-zag.

Acuéstate boca arriba, es más fácil examinarse todo el tejido mamario si se está acostada.

Para explorar la mama derecha coloca la mano derecha por detrás de la cabeza y con la mano izquierda explora la mama derecha haciendo movimientos circulares de dentro hacia fuera en el sentido de las agujas del reloj. Después para explorar la mama izquierda repite el proceso con la otra mano. Posteriormente, revisa toda la axila y al final aprieta el pezón para ver si hay salida anormal de líquido.

De pie.

La mano derecha por detrás de la cabeza, en la nuca, y  con la mano izquierda toca el pecho derecho y palpa de la misma manera que lo hiciste estando acostada.

En la ducha.

Explórate de la misma manera que si estuvieras de pie. Con el agua jabonosa es más fácil encontrar masas y otras anomalías.

Y recuerda, además de la autoexploración, hacerte la mamografía y las revisiones periódicas.

Importante: si detectas cualquier bulto o anomalía en tu pecho acude inmediatamente a tu médico